Seis de Mayo, fiesta de San Jorge. Ederlezi.

Ayer fue seis de mayo. Para el pueblo gitano es la celebración del Ederlezi, la fiesta de la primavera y que conmemora a San Jorge en el calendario gregoriano.
San Jorge, el santo que combatió al dragón, el invierno, y que con su muerte libera a la primavera, los manantiales vuelven a fluir y pueblo romaní puede volver a los caminos y seguir su viaje…

Hace un tiempo escribí algo sobre la relación de mi familia con los gitanos; además, a propósito de esta historia, mi padre me contó ayer que en sus tiempos de estudiante de Medicina (mas o menos entre mediados de los años 50 y 60) allá en San Fabián de Alico salvó de una bronconeumonia severa a Santiago California, uno de los nietos del Rey de los Gitanos. Ahora, además, el abuelo de mi hijo se llama Jorge. Me queda claro que en esta fecha todos somos un poco gitanos que pueden ir libres…

 

Ederlezi, en la versión de Goran Bregovic, del álbum “Tiempo de Gitanos”, que es mejor escucharlo con audífonos:

Sa me amala oro khelena
Oro khelena, dive kerena
Sa o roma daje
Sa o roma babo babo
Sa o roma o daje
Sa o roma babo babo
Ederlezi, Ederlezi
Sa o roma daje

Sa o roma babo, e bakren chinen
A me, chorro, dural beshava
Romano dive, amaro dive
Amaro dive, Ederlezi

E devado babo, amenge bakro
Sa o roma babo, e bakren chinen
Sa o roma babo babo
Sa o roma o daje
Sa o roma babo babo
Ederlezi, Ederlezi
Sa o roma daje”

y la traducción al castellano, de la Wikipedia, en que todo el pueblo celebra la fiesta y sacrifican corderos. Pero yo soy pobre y no puedo celebrar. Y alguien nos regala un cordero:

“Todos mis amigos bailan el oro
Bailando el oro celebran el día
Todos los rom, madrecita
Todos los rom, padre, padre
Todos los rom, oh madrecita
Todos los rom, padre, padre
Ederlezi, Ederlezi
Todos los rom, madrecita

Todo rom, padre, sacrifica corderos
Pero yo, pobre, me siento solo
Un día romaní, nuestro día
Nuestro día, Ederlezi

Nos ofrecen, Padre, un cordero
Todo rom, padre, sacrifica corderos
Todos los rom, padre, padre
Todos los rom, oh madrecita
Todos los rom, padre, padre
Ederlezi, Ederlezi
Todos los rom, madrecita”

 

 

 

 

Anuncios

Kreator y los Dinosaurios

Imagen

El de la foto es Jürgen “Ventor” Rail, baterista y miembro fundador de la banda alemana de thrash metal Kreator. Coincidimos en el mismo hotel en Buenos Aires la primera semana de Diciembre, durante el par de días que la banda estuvo en Argentina, previo paso por Montevideo, Santiago y después rumbo a Asunción.

Pues bien, nos encontramos con él durante el desayuno. Ya sabíamos que Kreator se estaba alojando en el hotel, ya que había conversado antes con un par de fans que esperaban afuera para pedirles fotos y autógrafos. Jürgen se sentó en su mesa con su plato de huevos revueltos y su café, un tipo grandote, muy tranquilo, con una polera que decía “Pleasure to Kill” y el arte ad-hoc:

Imagen

Y en la mesa de al lado se instaló José Tomás a jugar con sus dinosaurios: aaarrrrgghhh!!!, grrrroarrrr!!!, carnívoros persiguiendo y devorando herbívoros – aaaaagghhh….!!!! – , esas cosas.

Como dije antes, un tipo grande, tranquilo, concentrado en su desayuno. Al escuchar el primer rugido voltéo la cara hacia la mesa de José Tomás, lo miró jugar durante algunos segundos, observó los dinosaurios dispuestos en la mesa, sonrió y continuó con lo suyo. Me gustaría pensar en un próximo álbum de Kreator llamado “King Dyno Killer”, “Jurassic Massacre”, o algo así…

Imagen

Lástima, no se me ocurrió tomar ninguna foto.


Chernobil – 26 de Abril de 1986

En Abril de 1986 yo estaba recién en mi segundo mes de Universidad, comenzando a pelear contra el cálculo, álgebra, física y química I. Entonces, a fin de mes, llegó la noticia de un accidente en la Unión Soviética. Llegó unos días mas tarde, cuando el gobierno comunista ya no pudo mas tapar el sol con el dedo y ya la nube de radioactividad comenzaba a tapar Europa y se había evacuado a millares de personas en Chérnobil, Ucrania. Recuerdo haber visto en 60 Minutos las imágenes borrosas tomadas desde un helicóptero. Seguramente, los pilotos y camarógrafos también fueron irradiados y murieron por cáncer hace mucho. Hace poco, no recuerdo donde, vi imágenes de cómo está hoy la desierta ciudad vecina a la planta y los alrededores, todavía contaminados por radiación.

Hoy vi este video corto, alegoría y reflexión sobre los niños de Chernobil nacidos con mutaciones por la radiación que recibieron sus padres. Como leí a Pablo Huneeus hace muchos años, “ni el infierno está preparado para el espectáculo de miles de personas irradiadas”.

Chernokids (english subtitles) from Les Chernokids on Vimeo.

Después del trabajo heroico de miles de personas para contener los daños, los liquidadores, el reactor de la planta fue cubierto por millones de toneladas de concreto y hormigón, “el sarcófago”.  Hoy,  con el tiempo, la corrosión, el calor y el efecto de la radiación adentro, la tumba de ese corazón vivo y ardiente amenaza con derrumbarse y volver a soltar los demonios. Ucrania ha debido pedir limosna a la comunidad internacional para hacer una nueva jaula al monstruo, que estará lista a principios del año 2012.Hoy, en Japón, se vislumbra hacer lo mismo para sepultar a la planta de Fukushima.

Los créditos: el corto lo vi en Fayerwayer; un análisis del accidente en Wikipedia.


22 de Marzo – Día Internacional del Agua

Hoy es el día internacional del agua. Se lee mucho sobre el agua como causante de las futuras guerras, las actuales migraciones masivas por la desertificación y sequía, de cómo las mujeres en África caminan kilómetros para recoger 5 litros, que es menos de lo que hace un estanque de un baño. Se citan cifras como que al año mueren 3.600.000 personas en el mundo por agua contaminada o insalubre. De ellas, 1.500.000 son niños menores de cinco años.
El agua, su cantidad, calidad, distribución y acceso es un temazo y un problema de enorme tamaño y muchas aristas; puede que la solución completa nos quede grande, pero lo peor que se puede hacer es ignorar que el problema existe, aunque no seamos capaces de entenderlo por completo.
En Brain Pickings veo este corto francés, destinado a sensibilizar a los periodistas para que no dejen este tema de lado y ayuden a sensibilizar a la opinión pública (nosotros) y a los líderes de opinión (nosotros no; otros).

La foto del comienzo la vi en Veo Verde y es de jcarlosn

 

 

 

 


Ganbaru Nihon

Van siete días desde el terremoto – tsunami en Sendai. Vemos las labores de rescate entre la nieve y los esfuezos por enfriar y controlar los reactores dañados de Fukushima. 180 operadores – héroes dentro de la central, mas el apoyo de helicópteros y camiones con cañones lanza agua. Hordas de extranjeros esperando vuelo para abandonar Japón y diez millones de perosnas a oscuras en Tokio.

Dice la prensa que no se ven saqueos, desmanes, histeria y pánico en las calles. Mas bien se ve un espíritu de tranquilidad y colaboración para al menos, no hacer más difíciles las cosas al resto y ayudar en lo posible. Por ejemplo, no malgastando la energía eléctrica. Haciendo inmensas filas para llenar un bidón de agua. Y volviendo a hacer la fila para llenar otro envase. (¿Cómo lo hicimos acá, con nuestro terremoto?. Sálvese quien pueda y el resto no me importa)

Leo en La Tercera y El Páis artículos sobre el ser japonés. Hablan sobre la forma de ser colectiva que se ha desarrollado por cientos de años, vinculada al trabajo en los arrozales; en que el individuo es solo un aporte para el bienestar colectivo. Es el espíritu de sacrificio por tu país, por tu gente, por tu honor, que están mostrando los operadores de Fukushima, que, muy probablemente, no sobrevivirán a la radiación, aunque tengan éxito.

En otro diario, leo que no se ha visto a japoneses llorando. Se dice que es su cultura. Que es la forma de subordinarse al bienestar mayor, tratando de no molestar u ofender a los demás con sentimientos propios. Las emociones y el dolor pueden importunar o aumentar el dolor de otros y por eso, por respeto al prójimo, deben guardarse.

Puede que sí, puede que no. El que no se haya visto dolor en las calles no implica que no exista o que todavía no se vea. Son centenas de miles de personas con sus casas destruidas, buscando a sus familias y tratando de rescatar sus cosas entre las ruinas, pasando frío y hambre. Lo que si es seguro es que el pueblo japonés es hijo del rigor, del feudalismo, del trabajo en los arrozales y sumisión al señor feudal, es sobreviviente de una feroz guerra, de dos bombas atómicas, de terremotos, tsunamis y crisis económicas. Y también es seguro que va a salir adelante.

Ganbaru Nihon!


Terremoto y tsunami en Japón – 11 de Marzo 2011

Ahora es el pueblo de Japón el que sufre una tragedia. Un terremoto 9,0 Richter y un tsunami a continuación que hicieron trizas la zona norte de la isla. Como si eso no fuera suficiente, a la fecha (15 de marzo), hay cuatro reactores fuera de control en la central eléctrica de Fukushima, también afectada por el sismo.
La industria de la energía nuclear trata de minimizar el problema para salvar su negocio, pero ya es como tapar el sol con el dedo. Seguramente, ninguno de ellos fue afectado por el terremoto y debió además ser evacuado de las ruinas de sus casas en un radio de 10 km desde la planta, dejando atrás sus pertenenecias y los restos de sus familias y amigos. Leo que ya fue evacuada la gente del segundo perímetro, de radio 20 km, que deben ser unas 500.000 personas más. Y, que la gente en un radio de 20 a 30 km (aprox. 840.000) corre peligro y no debe salir de sus casas. O lo que quede de ellas. No, los jerarcas de la industria nuclear pontifican desde sus cómodas oficinas en Europa, tratando de calmar a la opinión pública que está presionando a la clase política.
En fin. La naturaleza, el destino o lo que sea pueden golpear sin aviso, tanto a los más pobres como Haití, los más ricos, como Japón, o los civilizados como Nueva Zelanda,  los países de medio pelo como Chile, o a aquella gente que en nuestros noticiarios no merece más de unas líneas, como los terremotos en Turquía, Irán, China o las inundaciones en Pakistán.
En medio del desastre, es tremendamente destacable y es un ejemplo la discilpina cívica y solidaridad del pueblo japonés: no ha habido saqueos y la gente guarda la calma para colaborar al máximo con las labores de rescate.
Fotos y videos de este desatre hay muchas, pero hay una en especial que muestra el tercer drama de la radiación.

Fuerza para Japón. Fuerza para la gente que está esperando ayuda, para los bomberos, policías, militares, rescatistas y voluntarios. Fuerza a los cincuenta ingenieros y técnicos que están tratando de evitar el colapso de los reactores de Fukushima. Fuerza a los hijos del Sol Naciente.