Viernes 23 de Marzo 2018. Día de la Astronomía, San Pedro de la Paz.

El viernes pasado se celebró el Día de la Astronomía Chile 2018. Dentro de las muchas actividades que organizó el Departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción, la “guinda de la torta” fue la presentación del astrónomo “rockstar” y showman de la televisión, Premio Nacional de Ciencias José Maza y su charla “Somos Polvo de Estrellas” basada en su último libro (que ya lleva mas de 25.000 ejemplares vendidos desde su publicación el año pasado, todo un récord para Chile…)

Pues bien, esta presentación no se se hizo en cualquier lugar: se hizo aquí, en el Anfiteatro de nuestro San Pedro de la Paz, al lado de la Laguna Grande…Mas aún, esta ha sido la charla de astronomía o divulgación científica mas grande que se haya hecho en Chile: según distintas estimaciones, acudieron entre 2.500 y 3.000 personas, que casi llenaron las graderías y soportaron – soportamos junto a José Tomás – el intenso frío.

Como dijo José Maza, “…con los focos de frente no los veo, no sé cuánta gente hay…o si ya todos se fueron por el frío y me dejaron hablando solo…”

Como corresponde a nuestra ciudad – llamada cariñosamente Tropiconce, porque aquí el clima hace lo se le antoja – , después de una semana con muy buen tiempo para las distintas actividades de la Semana de la Astronomía, se empieza a nublar el jueves y llueve desde la noche…y llueve el viernes en la mañana, cuando llega el profesor…y se despeja en la tarde y sale el sol. Y la charla, que ya estaba siendo reprogramada buscando desesperadamente un teatro o sala en el centro de Concepción para unas 200 personas, puede seguir su curso y recibir diez veces mas gente aquí en San Pedro.

El público asistente: de todo. Desde niños como José Tomás, 10 y algo años, muchos jóvenes, adultos, gente mayor, hombres y mujeres. Todos esperando conectarse con la historia que cuenta un chamán de la tribu.

Las fotos son con el teléfono, mientras esperábamos el inicio y llegaba la gente al anfiteatro. La del profe Maza es durante la presentación.

Bueno. ¿Y qué nos dijo el profesor?. Sí, nos habló sobre el Universo primitivo, con su baile entre protones y neutrones; nos contó sobre la formación de los elementos químicos en el corazón de las estrellas y de su largo viaje por millones de años hasta nosotros, en que cada uno de nuestros átomos y de lo que nos rodea viene desde ese tiempo y ese lugar. Galaxias, cúmulos, supernovas, todo eso está en su libro.

Nos habló que en Chile está instalada la mitad de la capacidad de observación astronómica del mundo y que los astrónomos chilenos tienen acceso a un 10% del tiempo de observación. Esto significa que unos relativamente pocos científicos tienen el 5% del tiempo en el mundo para observar en equipos y tecnología de primera línea. Que estas observaciones además necesitan muchas horas de análisis y procesamiento de datos y el trabajo con matemáticos, ingenieros y técnicos. Para la ciencia no sobra nadie, aún faltan muchos. Y que esto es posible ya que, junto con los limpios y secos cielos del Norte en altura, la posición geográfica de Chile permite apuntar directo al corazón de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Nos dijo que Chile sería un país desarrollado cuando la gente usara la cabeza para pensar, cuando le diera espacio en su vida para la cultura y la ciencia; el verdadero desarrollo no se mide por cuánto dinero hay en el bolsillo. De otra forma, todo el cobre que haya en este país, o el litio o lo que sea, no nos van a convertir en un país desarrollado. Solo es dinero que gastaremos bien o mal.

Pero, más importante aún, nos invitó a soñar y levantar la mirada al cielo. Los humanos debemos soñar con la exploración a la Luna primero y a Marte después. Porque están ahí y porque hoy no se puede. Al escucharlo hablar de las difíciles condiciones de Marte, el viaje y la geografía, me fue imposible no recordar las Crónicas Marcianas de Ray Bradbury.

Y por último, lástima, un balde de agua fría. Un niño de siete años subió al escenario con una pregunta. Quería saber si Plutón volvería a a ser un planeta. Con el corazón apretado, todos seguimos al profesor Maza en su fundamentado razonamiento para hacer menos dura la inevitable respuesta: “No”.

 

 

 

Anuncios

Tiempos difíciles…Viaje a la Edad Media (IV)

Como es tradición en Concepción al terminar la primavera, el Parque Ecuador cobija la Feria Medieval por el fin de semana. Está cada vez mas grande, con mejor producción y mas artesanos…como para pensar en instalar un stand el próximo año, tal vez con poleras impresas, autoeditar libros pequeños, trabajos de Yorka en fieltro o de mi hermana y cuñadas…¿por qué no?…

Por lo pronto, mi guerrero modela este nuevo diseño de yelmo, que seguro será furor en la próxima temporada de batallas…

IMG_20180318_153645113 Feria Medieval Mar18


Juegos Olímpicos Rio 2016 (y Bonus track)

Y, bueno, ya terminaron los JJOO. Pese a no ser deportista en absoluto – y esto es una diferencia casi étnica, ideológica o religiosa con mi mujer (*) – debo decir que son un espectáculo precioso.

Primero, al ver el desfile inicial de los países vienen a la memoria recuerdos mezclándose con el peso de la historia: Alemania – JJOO Berlín 1936 -, Rumania – Nadia Comaneci en Toronto – , Rusia – boicot de 1984, y ahora sin la Isimbayeva -, Serbia, Croacia y Bosnia Herzegovina, los países bálticos y Ucrania…

Después, ver a los super hombres. Usain Bolt, Phelps, Mo Farah, a Del Potro contra Nadal y al día siguiente contra Murray (4 horas!), Kipochoge ganador de la maratón en la premiación final…

Ver el esfuerzo de los deportistas chilenos, que como en tantos otros países, sacrifican su carrera profesional o laboral o estudios por el deporte, apoyados siempre con esfuerzo por sus familias y alguna empresa privada y con muy baja inversión estatal y que generalmente llegan a los JJOO ya en descenso pues su mejor rendimiento fue para alcanzar la marca que permitiera clasificar.

Quienes son los chilenos más destacados a mi mejor saber y entender: primero, Bárbara Riveros, 5° lugar en la triatlón femenina. Enorme. En segunda mención Víctor Aravena, lugar 41 en maratón. Víctor es una atleta de Coronel, de aquí en la zona. Clasificó para Río en la maratón de Temuco, la primera de su vida (Río es su segunda carrera). En la marca de los 10km iba en lugar 150. En los 20 km subió al 90. En los 30 kb hizo un carrerón y llegó al 56. Finalizó en el lugar 42.

Tercer lugar para Ricardo Soto, con 16 años y una sangre fría digna de Robin Hood para el tiro con arco. O sea: ¿una diana de diametro 15 a 20 cms, a 75 metros y una flecha que sale disparada a 200 km/h?. Ya vendrán mejores marcas y premios. No puede faltar aquí Tomás González, 8° en final de salto, que era su plan B ya que su especialidad son las pruebas de piso. Tomás es un atleta de nivel internacional; simplemente no estuvo en su mejor momento. Y también los primos Grimalt en voley playa.

Paréntesis. (A propósito de voley playa…que gran deporte, Dios mío. O los saltos ornamentales y nado sincronizado…O en atletismo Lalova-Collio o Ivana Spanovic…) Fin del paréntesis.

Bueno. Una cosa son los super hombres / mujeres, otra los chilenos destacados, pero algo que nos conquistó a todos fue la humildad y esfuerzo de los levantadores de pesas, que se convirtieron en verdaderos héroes…inolvidables las lágrimas del pesista colombiano, la lesión del codo del armenio o el baile del kazajistaní junto a su entrenador…Eso José Tomás lo captó muy bien:

LEGO 02LEGO 01

A propósito de José Tomás: “papi…mi deporte preferido ya no es el fútbol…ahora es el atletismo y las pesas…”. Y el mundo se me vino encima: hasta aquí no más llegó mi plan de vender su pase a la liga española o inglesa y olvidarme de la vejez…No me queda mas que resignarme a ser pobre y apoyarlo en los campeonatos…En fin; así es la vida.

Chao Río, hola Tokio 2020.

(*) Yorka hizo atletismo desde niña en el colegio hasta la universidad. Corría pruebas de semi fondo (400, 800, 1500) hasta que su entrenador (Francisco Pichot, seleccionado nacional) se dió cuenta que su verdadera especialidad siempre debieron ser los 200 metros…Como terminaba adolorida y quejándose la prueba de 800 metros, la bautizaron “la Dolores 800”

(**) Bonus track

El fin de semana pasado me encontré en la laguna con Carlos Castro, a quién no veía desde mas o menos 1985. ¿Quién es Carlos Castro y qué tiene que ver con los Juegos Olímpicos?

Pues bien, Carlos Castro fue el primero en Concepción en terminar y dar vuelta la Hyper Olimpics 84 en los legendarios Juegos Gioco de la Galería Olivieri.

El parque de la laguna estaba llena de niños – y no tan niños – cazando pokemones. Pues bien niños, sin ustedes saberlo, estaban compartiendo el aire con un grande.

68944.jpgHO84

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Iron Maiden en Chile (II). Déja vú: 30 años. …

Un déja vú a propósito del concierto de Iron Maiden en Chile el viernes. Debo escribirlo ahora, porque son justo 30 años.

Primero, el contexto. En esos días, ser adolescente y declararse metalero era visto como algo “raro”, mas o menos marginal o indicador de desadaptado social. Un poco herencia de la mala fama de los jóvenes que se declararon rockeros en los setenta, fumando marihuana escuchando Pink Floyd – los mas tranquilos y para adentro – y arriba de una moto los que escuchaban a Led Zeppelin y Deep Purple (que, además, andaban con las mujeres mas guapas). O sea: ¿quién no tuvo en la niñez un primo mayor marihuanero, pero que sabía un kilo de música y tenia buenos discos?

En fin.  Muchos de los que lean esto lo comprenderán perfectamente, porque pasó en todas partes:. AC/DC, Iron Maiden, Judas, Ozzy: ¿qué es ese ruido?, semilla del mal, adoradores del demonio, …¿porqué mejor no van a fiestas y escuchan a Madonna (holidays, it’s a time for celebrate…)?

Segundo, el personaje. Fernando Gonzalez era compañero mío en el colegio. Excelente alumno, egresó con el promedio mas alto de la generación 1985. (6,7; yo salí con 6,4; mi cuñado en un futuro lejano con 6,2). Estudió Ingeniería Civil Metalúrgica (glup!), Premio Universidad, se ha desempeñado brillantemente a lo largo de su carrera. Un cráneo, pero muy buen gallo. No ha cambiado.

Tercero. La fecha. Marzo de 1986. Treinta años atrás.

Cuarto. El dónde. Foro de la Universidad de Concepción. Eran, literalmente, nuestros primeros dias de Universidad, una o dos semanas máximo. Como éramos compañeros de colegio, los que entramos ese año a Ingeniería en Plan Común íbamos siempre juntos. Yo iba feliz porque me había conseguido prestados los dos cassettes del álbum Live After Death (grabados nada menos que del disco!) y no iba prestando mucha atención a lo que hablaba Fernando de la clase de Cálculo I.

Bueno. Como dije, Fernando siempre ha sido una máquina para los números. Pero ese día, al verme distraído, hace el peor pronóstico matemático de su vida. Picado por que no le prestaba atención me dice “Chico, huevón, si un día viene Iron Maiden a Chile, estarías solo en el estadio…”

imlrh-10

Créditos: Powermetal.cl

 

 


Mitad del invierno: puro Chile es tu cielo azulado, puras brisas te cruzan también…

de las noticias hoy:

“Fuertes vientos, con ráfagas de hasta 100 km/h, desde Parinacota a la región del Bío Bío”

En el mapa de Meteorología: desde Parinacota en Arica a Concepción. Es un frente de tormenta de dos mil kilómetros de largo…

CL17JdTXAAA1h4g.jpg large


Universidad de Concepción. La más hermosa de Chile.

No volvía desde casi cuatro años, cuando llevaba a José Tomás a pasear…

UdeC01 UdeC02


Los buenos muchachos…Homenaje a B.B. King

Fue hace unos días atrás. Ya estaba oscuro y venía saliendo de mis compras en la farmacia, acomodando los audífonos para seguir escuchando a B.B. King de vuelta a casa – “There is always one more time” – cuando escucho que del estacionamiento alguien dice

– Felipe!

Levanto la cabeza y veo una figura apenas nítida (es muy mala la iluminación de ese sector!). Soy re malo para recordar o identificar caras, pero el tono, la voz y la silueta se juntaron en la memoria: la Wacha!. Y, fracción de segundo después de escuchar mi nombre, respondo con seguridad absoluta:

– Marcelo.

La Wacha. Bautizado por sus padres como Washington Marcelo, salió de su colegio rebautizado por sus creativos compañeros como el Wacha. Entró a la Universidad para estudiar Ingeniería, donde se presentó como Marcelo y fue nuevamente renombrado, ahora como LA Wacha. Cosas de ingenieros, moviendo siempre alguna tuerca. La Wacha, el Wacha, Marcelo, sea como sea, la última vez que lo ví fue en la ceremonia de titulación de Ingeniería Civil de la generación 1986 – 1987. Esto fue en mil novecientos noventa y tres. Mejor queda en romano, por lo antiguo: MCMXCIII. A ver, al dosmiltres van diez, al dosmiltrece veinte y, la reserva al quince, ya está, como veintiuno veintidos años. Mas o menos.

Marcelo iba acompañado de su madre, “Mamá, ¿te acuerdas del Felipe? era de Industrial, iba para la casa para los cumpleaños”…

Los cumpleaños…95% hombres, los compañeros de ingeniería; 2% amigos o parientes del festejado, 1% mujeres (de ingeniería), 1% estudiantes de medicina u otros, 0% abogados. Cerveza, piscola, lomitos, completos…(el grito hacia la cocina de mi casa “traigan más completos, mierda!” fue del Washa, ahora que me acuerdo) y mas cerveza y mas piscola. El combustible del ingeniero.

Y la banda sonora de los cumpleaños…en 1989, para el cumpleaños del Marcelo, del Huaso o del Jose (ahora mi concuñado!) el soundtrack para el cántico de los buenos muchachos algo bebidos (nosotros) fue el Rattle and Hum de U2. Y una canción por encima de todas, la que aparece el gran B.B:

Que maravilla, todos a coro:

” love comes to town i’m gonna / jump that train
when love comes to town i’m gonna / catch that flame
maybe i was wrong to ever let you down
but i did what i did before love came to town”

Gracias, gran B.B…al recordar, aun tenemos blues