El cura de mi colegio.

Por estos días la alta jerarquía de la Iglesia Católica de Chile está en el Vaticano, reunida por invitación – en realidad una orden – del Papa Francisco. El tema a tratar es el rol de los obispos y arzobispos en los delitos de pedofilia y abuso a niños cometidos por sacerdotes en Chile durante muchos años, ya sea por omisión, mirar hacia otro lado, proteger y encubrir, prácticas de matonaje a las víctimas que se atrevieron a hablar, etc.

En fin, no es mi propósito entrar a analizar este proceso o la pedofilia por los curas y sus alcances, sólo espero que les corten la cabeza a varios y que haya cambios. Mi reflexión va mas bien por el lado del recuerdo. Yo estudié entre los años 70 y mediados de los 80 en un colegio de curas en Concepción, solamente para hombres, el Instituto de Humanidades. Tal como se ve hoy, éramos pasto fresco para estos degenerados.

Sin embargo, en todos esos años, nunca supe o mi familia supo, de algún tipo de abuso de los curas hacia los niños. Visto desde hoy, en que se sabe que estos casos fueron mucho mas abundantes, extendidos y frecuentes de lo que uno se imagina – una práctica, mas que excepciones – creo que hay tres factores claves en haber “protegido” al colegio – y por ende a sus seguro servidor y compañeros – de haber caído en las garras de estos tipos.

Uno, la dependencia directa del colegio del Arzobispado de Concepción, lejos de las congregaciones. Había pocos curas: el Rector (mas conocido como “el cura”, que original!), un capellán permanente y uno que otro ayudante del capellán apoyando la Pastoral.

Dos, la administración bajo el rector era laica, profesores y profesoras comunes y corrientes ejerciendo la vicerrectoría, jefes de área, etc. Hasta la Pastoral tenía como cabeza un laico. Metido en la Iglesia y sus cuestiones, sí, pero laico al fin.

Tal vez estos dos factores son suficientes por si solos y bastan para tener un colegio sano y protegido. Pero el tercer factor también pone su sello y – digamos -hace una historia mas interesante.

El Rector, el padre Luis FV: era del otro equipo.

No se me entienda mal: era mas bien homofóbico. El padre Luis era mujeriego, amante del lujo, del dinero, los buenos autos, bien vestido. Hasta putero decían algunos. Dicen – lo he escuchado al menos de dos fuentes independientes – que una de sus mujeres le dejó como herencia una casa en Suiza o en Francia.

La historia cuenta que – muchos años después – el Arzobispado lo pilló en algunos entuertos financieros, cuando era rector de otro colegio y además presidía una fundación del Arzobispado. Y que para “enfriar” el escándalo – de varios millones – lo sacaron de circulación y lo llevaron al Arzobispado “dónde mis ojos te vean”.

Y también dicen que por esos días la Iglesia trató de igual forma otro asunto en otro colegio de Concepción, esta vez sí de abusos sexuales. De manera que los dos curas, que no se soportaban, estaban bajo el mismo techo. Me cuentan que cuando se encontraban frente a la entrada del Arzobispado se insultaban a grito limpio:

-“¡Cura ladrón!

-“¿A quién estás tratando de ladrón, cura maricón”?

-“¡Ven p’acá si sos tan hombre, mano larga!”

-“¡Mira quién habla de hombre, maraco!”

Y así. En plena Plaza de Armas de Concepción.

En fin.

Por el Padre Luis FV, alias “el cura” y por todos los sacerdotes bien hombrecitos, que los hay,

Escúchanos Señor, te rogamos.

Anuncios

Viernes 23 de Marzo 2018. Día de la Astronomía, San Pedro de la Paz.

El viernes pasado se celebró el Día de la Astronomía Chile 2018. Dentro de las muchas actividades que organizó el Departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción, la “guinda de la torta” fue la presentación del astrónomo “rockstar” y showman de la televisión, Premio Nacional de Ciencias José Maza y su charla “Somos Polvo de Estrellas” basada en su último libro (que ya lleva mas de 25.000 ejemplares vendidos desde su publicación el año pasado, todo un récord para Chile…)

Pues bien, esta presentación no se se hizo en cualquier lugar: se hizo aquí, en el Anfiteatro de nuestro San Pedro de la Paz, al lado de la Laguna Grande…Mas aún, esta ha sido la charla de astronomía o divulgación científica mas grande que se haya hecho en Chile: según distintas estimaciones, acudieron entre 2.500 y 3.000 personas, que casi llenaron las graderías y soportaron – soportamos junto a José Tomás – el intenso frío.

Como dijo José Maza, “…con los focos de frente no los veo, no sé cuánta gente hay…o si ya todos se fueron por el frío y me dejaron hablando solo…”

Como corresponde a nuestra ciudad – llamada cariñosamente Tropiconce, porque aquí el clima hace lo se le antoja – , después de una semana con muy buen tiempo para las distintas actividades de la Semana de la Astronomía, se empieza a nublar el jueves y llueve desde la noche…y llueve el viernes en la mañana, cuando llega el profesor…y se despeja en la tarde y sale el sol. Y la charla, que ya estaba siendo reprogramada buscando desesperadamente un teatro o sala en el centro de Concepción para unas 200 personas, puede seguir su curso y recibir diez veces mas gente aquí en San Pedro.

El público asistente: de todo. Desde niños como José Tomás, 10 y algo años, muchos jóvenes, adultos, gente mayor, hombres y mujeres. Todos esperando conectarse con la historia que cuenta un chamán de la tribu.

Las fotos son con el teléfono, mientras esperábamos el inicio y llegaba la gente al anfiteatro. La del profe Maza es durante la presentación.

Bueno. ¿Y qué nos dijo el profesor?. Sí, nos habló sobre el Universo primitivo, con su baile entre protones y neutrones; nos contó sobre la formación de los elementos químicos en el corazón de las estrellas y de su largo viaje por millones de años hasta nosotros, en que cada uno de nuestros átomos y de lo que nos rodea viene desde ese tiempo y ese lugar. Galaxias, cúmulos, supernovas, todo eso está en su libro.

Nos habló que en Chile está instalada la mitad de la capacidad de observación astronómica del mundo y que los astrónomos chilenos tienen acceso a un 10% del tiempo de observación. Esto significa que unos relativamente pocos científicos tienen el 5% del tiempo en el mundo para observar en equipos y tecnología de primera línea. Que estas observaciones además necesitan muchas horas de análisis y procesamiento de datos y el trabajo con matemáticos, ingenieros y técnicos. Para la ciencia no sobra nadie, aún faltan muchos. Y que esto es posible ya que, junto con los limpios y secos cielos del Norte en altura, la posición geográfica de Chile permite apuntar directo al corazón de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Nos dijo que Chile sería un país desarrollado cuando la gente usara la cabeza para pensar, cuando le diera espacio en su vida para la cultura y la ciencia; el verdadero desarrollo no se mide por cuánto dinero hay en el bolsillo. De otra forma, todo el cobre que haya en este país, o el litio o lo que sea, no nos van a convertir en un país desarrollado. Solo es dinero que gastaremos bien o mal.

Pero, más importante aún, nos invitó a soñar y levantar la mirada al cielo. Los humanos debemos soñar con la exploración a la Luna primero y a Marte después. Porque están ahí y porque hoy no se puede. Al escucharlo hablar de las difíciles condiciones de Marte, el viaje y la geografía, me fue imposible no recordar las Crónicas Marcianas de Ray Bradbury.

Y por último, lástima, un balde de agua fría. Un niño de siete años subió al escenario con una pregunta. Quería saber si Plutón volvería a a ser un planeta. Con el corazón apretado, todos seguimos al profesor Maza en su fundamentado razonamiento para hacer menos dura la inevitable respuesta: “No”.

 

 

 


Tiempos difíciles…Viaje a la Edad Media (IV)

Como es tradición en Concepción al terminar la primavera, el Parque Ecuador cobija la Feria Medieval por el fin de semana. Está cada vez mas grande, con mejor producción y mas artesanos…como para pensar en instalar un stand el próximo año, tal vez con poleras impresas, autoeditar libros pequeños, trabajos de Yorka en fieltro o de mi hermana y cuñadas…¿por qué no?…

Por lo pronto, mi guerrero modela este nuevo diseño de yelmo, que seguro será furor en la próxima temporada de batallas…

IMG_20180318_153645113 Feria Medieval Mar18


Filosofía I – Cobquecura, Febrero de 2018

IMG_20180224_165115689


Flashback – The Police, Chile 1982

En Chile hay íconos permanentes, de toda la vida, como la cordillera, el mar, el 18 de Septiembre y el Festival de Viña del Mar en Febrero. Hace un par de días se cruzaron el Festival de Viña en el ambiente, una canción de Police que estaba escuchando y una noticia que leí en internet y volví a 1982.

Ese verano pasamos unas semanas junto a mi hermano en Santiago, en casa de mis primos. Era pleno Festival de Viña y ese año la gran atracción era el show de The Police, quienes habían pasado por Chile como parte de una gira mundial promocionando el álbum Ghost in the Machine. Una de las curiosidades only in Chile de esta presentación era que la prensa chilena – en general – no tenía la menor idea de quienes eran estos músicos que estaban sonando en todo el mundo ni menos que estaban ya cerca de de llegar a la cima de la fama, habiendo dado una sacudida a la música con esta mezcla de reggae, rock y jazz.

En fin, mediocridad de la prensa aparte, The Police se presentó en Viña la noche del día 19. Mi recuerdo viene del día 22. Habíamos salido en la mañana con mis primos y mi tía y veníamos de vuelta a la casa. En la radio del auto estaban tocando – como no – The Police y una de sus canciones mas “oreja”: De do do do, de da da da

Éramos cuatro niños, veníamos cantando el coro y cambiando la letra y mi tía venía riendo. Y la canción se interrumpe de repente y la radio, seguramente Cooperativa, anuncia noticia de último minuto. En un camino rural en las afueras de Santiago habían encontrado muerto a Tucapel Jiménez.

Mi tía se puso blanca como el papel; no recuerdo cómo o cuándo detuvo el auto y logró estacionarse. Ahí se puso a temblar.

Tucapel Jiménez era dirigente de los trabajadores, presidente de la asociación Nacional de Empleados Fiscales. Creo que en esos años aún no estaban  permitidos los sindicatos como tales. En el comienzo, apoyó el golpe militar y la Junta de Gobierno, pero ya a casi diez años, se había convertido en opositor motivado por la grave situación económica y por el avance sin frenos del proceso de liberalización de la economía que, a través de la privatización del sector público, hacía mas dura la situación de los empleados públicos. Sea por lo que fuere, alguien o algunos lo catalogaron como peligro para el régimen militar y de alguna parte salió la orden de matarlo. El día anterior, Tucapel Jiménez había salido en la mañana en el taxi que trabajaba para complementar su sueldo. En el camino subieron tres o cuatro hombres y le pidieron ir al camino a Lampa. Eran un comando de militares, oficiales y suboficiales del Ejército. Ya fuera de la vista, le dispararon a la cabeza con revólver. Para rematarlo, le cortaron el cuello y lo dejaron en el auto a la orilla del camino.

En esos años, mi tío era secretario ejecutivo de la Vicaría de la Solidaridad, el organismo con que la Iglesia Católica luchó contra las brutalidades del régimen. Por eso mi tía temblaba. Además del shock por el asesinato de una figura pública, la gente que estaba en aquel mundo oscuro ya sabía que si ya había un muerto, perfectamente en esos días podría haber mas.


Capitán Pastene – Región de la Araucanía, Chile – Diciembre 2017

Hace un par de semanas hicimos un pequeño viaje pre-vacaciones; fuimos junto a mis suegros a Capitán Pastene por el fin de semana. La idea es que José Tomás ya vaya teniendo estas memorias y recuerdos mas consolidados de sus abuelos ahora que es mas grande…

Capitán Pastene es un pequeño pueblo, a aproximadamente 210 km al sur de Concepción por la Ruta de la Madera, el camino que sigue la ribera del Bío Bío, ubicado en plena Cordillera de Nahuelbuta. Desde ahí, mirando hacia la cordillera, estamos aproximadamente a la altura de Victoria.

Cuando digo que es un pueblo pequeño, me refiero a la impresión que da al recorrer la plaza y sus calles principales, donde estaba nuestro hotel – el Pietra Santa – y los restaurantes típicos de comida italiana fusionada con elementos chilenos y mapuche, fruto de la mezcla y convivencia de los primeros inmigrantes italianos que llegaron a esas tierras en 1904 y 1905, en condiciones muy duras y en busca de una vida mejor. El viaje fue muy duro, desde la provincia de Módena en barco hasta el puerto de Talcahuano (aquí en la bahía de Concepción), imagino que cruzando al Pacífico por el Estrecho de Magallanes.

Desde Talcahuano viajaron en tren al sur, tal vez hasta Angol y desde ahí, a caballo y carreta con bueyes hasta donde hoy se ubica el pueblo. Eso le da al pueblo un aire a pioneros, fundadores y colonos; es el único caso de colonos italianos rurales en el país.

Ahora, conté al menos seis restaurantes, lo que dice mucho sobre el carácter del pueblo como polo de atractivo para la zona, incluyendo un camino muy bueno que conecta con Contulmo, Cañete y Arauco por la costa o desde Temuco, Victoria y Traiquén desde sur oriente.

Como experiencia, fue un fin de semana muy relajante, cumpliendo su propósito 100%. el hotel es muy cómodo, con una piscina techada y jardines muy bien cuidados. El hotel es una casona cuya estructura original es de 1910 – 1914, mientras Europa entraba en la 1a Guerra (es imposible no pensar en esos colonos perdidos en una tierra al sur del mundo, mientras sus familias en su tierra vivirían tragedias enormes).

En la plaza destaca la iglesia, dedicada al patrono del pueblo, San Felipe de Neri, en que el concepto principal sigue siendo la inmigración:

Los restaurantes también están en casonas tradicionales, muy bien atendidos. La gente es muy amable, José Tomás se pasó un largo rato conversando con el dueño del Montecorone: a la antigua, sentado frente a la barra.

Frente al hotel y los restaurantes hay un antiguo cine, el Cinema Pastene, antes Cine Rex y antes, Cinema Chileno Italiano. Es uno de los cines mas antiguos de Chile y bien le hace justicia a la película Cinema Paradiso. A mis suegros les trajo recuerdos de su niñez, los viejos cines en Lota y en Santiago…

La película que proyectan es un breve documental sobre la colonización, en homenaje a los antepasados, los nonnos, de los actuales dueños. Al terminar la función de la tarde, se recogen las banderas de Italia y Chile en el frontis, hasta mañana…

P1070090

Como resumen del viaje: muy agradable y efectivo para descansar y recuperar fuerzas para esta última parte del año. Para la próxima vez, ampliaremos el paseo con salida hacia Contulmo. Como recuerdo, en el hotel conocimos al Dr. Alberto Moreno, destacado pediatra de Concepción, ochenta años y algo, contémporaneo de mi padre (pero mejor conservado y aún ejerce), quien hizo muy buenas migas con José Tomás…junto a la piscina, al almuerzo y al encontrarnos en el desayuno, conversaron mucho sobre enfermedades contagiosas, el mal de Chagas, el ébola y esas cosas…

 

 


2 de Noviembre – Primavera

IMG_20171102_183741000