Preparativos para mi funeral. The Last Bluesman Gone.

No. No pienso morirme por estos días. Pero al escuchar esta canción (mejor con audífonos) no puedo dejar de pensar en que todos somos un poco mas pobres cuando un músico, un artista, un escritor, alguien brillante se va. Y que todos nos iremos.

La traducción es mía; voy a dejar bluesman como músico del blues en vez de blusero y voy a interpretar “gone” como “muerto” o “ido”, depende. Se entiende igual. Con ustedes, Anthony Gomes, “The Last Bluesman Gone”, del álbum “Up to Zero”:

¿Qué vamos a hacer cuando el último bluesman se haya ido ?

¿Quién va a cantar la verdad?

¿Quién va a llevar la carga?

¿Quién va a curar al mundo con su canto?

Cuando el último bluesman se haya ido…

Big Jack se fue…..Muerto

Fuzz se fue….Muerto

Koko se fue….Muerta

Pinetop se fue….Muerto

Gary Moore se fue….Muerto

Big Eyes se fue….Muerto

Honeyboy se fue….Muerto

Todos muertos. Todos se han ido.

Hubert Sumlin se fue….Muerto

Etta se fue….Muerta

Miss Etta James se fue…Muerta.

Todos se han ido.”

Y, en efecto, ¿qué haremos?

Ahora, un poco de los detalles que me imagino para mi funeral.

Es después de la ceremonia, ya en el cementerio. Debe haber neblina. De pronto, sin saber muy bien como, al lado del ataúd hay un tipo vestido de etiqueta tocando una guitarra, esta canción. Junto a él hay tres negras con traje muy ajustado y con aire de panteras, haciendo los coros. Me faltó decir que el guitarrista también es negro. Nadie habla ni respira mientras cantan.

Al terminar la canción, el negro – el Barón du Samedi del vudú haitiano – se levanta, se tercia la guitarra al hombro, se saca el sombrero y deja sobre el féretro unas patas de gallo y una cresta roja, aún sangrantes. Sus acompañantes lo siguen y cada una saluda con la cabeza al ataúd al tiempo que le dan dos breves golpes con la palma de la mano. En medio de la desbandada general, cura incluido, el negro se acerca a mi hijo, que es el único que ha mantenido la calma y sigue en su sitio. Con el el sombrero contra el pecho, el Barón lo saluda respetuosamente con una venia y se pierde junto a las negras entre la niebla.

 

All gone.

Anuncios

One Comment on “Preparativos para mi funeral. The Last Bluesman Gone.”

  1. Salva dice:

    Tremendo la verdad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s