Junio 2012. Preparativos de viaje

1. Los mapas

De menor a mayor tamaño, los hitos que marcan el paisaje cercano son Plutón, la Luna, Mercurio, Venus, la Tierra, Neptuno, Urano, Saturno, Júpiter y el Sol. Yendo ya mas lejos, en los mapas podemos encontrar (siempre de menor a mayor tamaño) a Sirio – la más brillante en el cielo -, Vega, Regulus, Pollux (junto a su gemelo Castor), Capella, Arcturus, Aldebaran, Rigel, Enif, Deneb, la Pistol Star (azul hipergigante, emite luz en el espectro invisible), Cassiopeia, Antares, Betelgeuse, la Mu Cepheida, la V Cepheida, y la mas grande de todas las estrellas conocidas, la Canis Maioris (que en latín significa El Perro Mas Grande). Algunos mapas muestran como mas grande a la Epsilon Aurigae Beta, que significa El Cochero.

Pues bien, todo viajero profesional necesita conocer el terreno, para eso son los mapas:

También el paisaje puede verse desde otros ángulos, en que al viajero avezado ya no le basta con una dimensión lineal:

Uno de los videos favoritos de José Tomás es este; de ellos se han inspirado los mapas:

2. La nave

Por lo pronto, solo podemos mirar el cielo y preparar los mapas. Cuando sea mas grande, debo contarle que Antares, Rigel, Aldebarán y Sirio son los cuatro caballos blancos con los que Judá Ben-Hur corre en el Circo. Que Rigel, azul supergigante, está en el cinturón de Orión, que para nosotros son Las Tres Marías. Que somos afortunados, porque a nosostros nos guía Crux, La Cruz del Sur.

En fin, muchas cosas que aprender antes de viajar. Y entre ellas, no podemos descuidar la nave que nos llevará:

Como se aprecia, la Comandante de Vuelo ha dispuesto información sobre la tripulación, así como mapas de referencia a ambos costados de la nave. Los tripulantes ya están confirmados por el propio José Tomás:

Todo listo y dispuesto, ya podemos emprender el viaje.

“El cohete, instalado en su plataforma, lanzaba rosadas nubes de fuego y calor. El cohete, de pie en la fria mañana de invierno, engendraba el estío con el aliento de sus poderosos escapes. El cohete creaba el buen tiempo, y durante unos instantes fue verano en la tierra…”

(Enero de 1999. El verano del Cohete -Crónicas Marcianas – Ray Bradbury)

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s