Ray Bradbury y las Crónicas Marcianas

Hace unos días, el 22 de Agosto, Ray Bradbury cumplió 91 años.
Bradbury es un nombre importante para mí. Recuerdo cuando yo era muy niño; mi papá tenía en su velador “El Hombre Ilustrado”; me daba miedo la portada con un hombre lleno de tatuajes; lo mismo me pasaba con “El País de Octubre”, en que había unas calaveras sobre varias fachadas de una casa y un fondo verde.
Después, ya un poco mayor – 10, 12 años, en el suplemento “Escolaridades” del diario El Sur de Concepción – leí “Los Hombres de la Tierra”, una de las primeras historias que componen las “Crónicas Marcianas”. Con el tiempo, fui leyendo y comprando sus otros libros. De hecho, mi ejemplar de “El País de Octubre” es de la misma editorial Minotauro  y mantiene su portada verde con las fachadas y las calaveras…
Entre toda la obra de Bradbury que he leído, mi favorito son las  “Crónicas Marcianas”; lo he releído muchas veces y siempre me habla de forma diferente.
Bradbury lo escribió en 1950, a los 30 años, en su mejor momento como escritor. Sin ser perito en literatura, puedo decir que no es ciencia ficción “pura” o “fantasía”, creo más bien que es poesía en prosa.
Nos cuenta de la tensión en Marte cuando sus habitantes telépatas supieron que iban a llegar los hombres de la Tierra y que el cambio iba a ser para siempre. Nos habla de las primeras expediciones y de las oleadas de gente que llegó a colonizar, destruyendo la antigua civilización, totalmente extraña y “rara” por ser distinta y tratando de replicar su modo de vida en la Tierra. Del fatalismo con que la guerra en la Tierra llamó a todos de vuelta y como los que quedaron, y sus hijos, se convirtieron para siempre en los nuevos marcianos. Esta línea argumental se presenta en forma magistral en historias breves, cada una vinculada a una fecha del futuro (que allá por 1950 corresponde a nuestro pasado el año 1999…; hoy estamos mas o menos viviendo en la mitad de la cronología Bradburiana)
Además de la filosofía que transmite el libro, hay algunas breves líneas sobre los marcianos y su forma de vida: los teatros al aire libre, los pisos de las casas por donde corre agua fresca para refrescar las ardientes tardes, las ajedrezadas ciudades con sus estilizadas y gráciles torres…

Jorge Luis Borges también habla de este aspecto en el prólogo: “Sobre el planeta rojo –que su profecía nos revela como un desierto de vaga arena azul, con ruinas de ciudades ajedrezadas y ocasos amarillos y antiguos barcos para andar por la arena”.
Al leer, se forman imágenes en la mente. Me imagino que el Marte de Bradbury debe parecerse a estos magníficos dibujos del arquitecto norteamericano Hugh Ferriss (1888-1962) (los tres primeros) y del arquitecto ruso Yakov Chernikov (1889-1951) (los dos últimos):



Ray: gracias por tus libros; gracias por las Crónicas Marcianas y lo que me han enseñado desde niño, desde cuando quise ser marciano y vivir en esas ciudades, como las que también han soñado Ferris y Chernikov. Definitivamente, quiero pedir carta de ciudadanía en Marte… Nuevamente, gracias Ray Bradbury, y que sean muchos años mas…

Los créditos y enlaces:

Biografía de Ray Bradbury en Wikipedia

Artículo sobre las Crónicas Marcianas en Wikipedia (no es muy bueno: faltan historias en el resumen!):

Los dibujos de Hugh Ferris en el blog Pasa la Vida; su autor continuó después escribiendo en otra dirección, el blog Agaudi, en que también puso el trabajo de Yakov Chernikov

Anuncios

3 comentarios on “Ray Bradbury y las Crónicas Marcianas”

  1. […] Ray, solo tengo estas tonteras que escribí hace un tiempo https://wichiluca.wordpress.com/2011/09/03/ray-bradbury-y-las-cronicas-marcianas/ y mi gratitud por sus libros. Hoy alguien escribió en los comentarios sobre la noticia: […]

  2. Aquileana dice:

    Genial post y tributo a Bradbury.
    Muchos saludos, Aquileana 🙂

    • wichiluca dice:

      Gracias por tu visita y por tus palabras, hija de Aquiles, el de los pies ligeros.
      Bradbury fue uno de los primeros autores que recuerdo haber leído, a los diez u once años; otro fueHomero, con unas ediciones resumidas de la Iíada y la Odisea.

      Felicitaciones por tu blog, que además de muy interesante, es una verdadera galería de arte. Que Atenea y Apolo te sigan guiando.

      Un abrazo,

      Felipe.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s